Los mejores robots aspirador – Guía de compra y comparativas

Tener el suelo constantemente limpio sin una sola pelusa ni mancha ya es posible sin tener que mover un dedo. Tanto si buscas los mejores robots aspirador de cada tipo sin gastar tiempo comparando, como si quieres informarte sobre el tema y elegir tú mismo, estás en el lugar adecuado.

¿Qué robot aspirador comprar? Lo que debes tener en cuenta

La respuesta rápida sería «depende», pero si has llegado hasta aquí, seguro que quieres saber más y elegir con criterio. Si no quieres gastar tiempo, puedes ir directamente a nuestras comparativas con los mejores para cada necesidad o de cada marca que te ofrecemos arriba donde ya hemos hecho ese trabajo por ti.

La respuesta a cuál es el mejor robot aspirador es única para cada persona y para descubrirla tienes que considerar cada uno de los puntos siguientes. Alguien con mascotas elegirá uno diferente a quien tiene la casa llena de alfombras o busca que su parqué reluzca. ¡Echa un vistazo y elige como un auténtico experto!

Herramientas de limpieza

No suele ser lo que más influye en el precio al tratarse de una cuestión de preferencias. Una opción no siempre es mejor que otra, sino que lo es para cada tipo de suelo. No podremos decir lo mismo en el sistema de navegación que marcará la diferencia en el coste de tu robot aspirador.

Los cepillos

La mayoría de robots aspirador cuentan con un gran cepillo central (o dos contrarrotatorios) en forma de rodillo y uno o dos laterales cuya misión es acercarle la suciedad. También se ocupan de posibilitar la limpieza en las esquinas pues lo más habitual es que un robot aspirador tenga forma circular.

Los cepillos se parecen a los de un aspirador escoba y son muy efectivos en lo que a limpieza se refiere pues además de aspirar la remueven y despegan si se resiste. Por contra, si tienes mascotas y según lo peludo que sea tu amigo, puede que el rodillo se llene de pelos haciendo necesario el mantenimiento. Para estos casos hay cepillos especiales en los que se enredan menos los pelos.

Cepillo vs succión directa en un robot aspirador

La otra opción en lo que a cepillos se refiere es que solo tenga los laterales y en el centro un orificio que aspira pareciéndose más al aspirador tradicional. Son buenos con el polvo y no les afecta el llenarse de pelos de tu mascota, pero limpian en menos profundidad.

La mopa

Sobre todo pensando en suelos de madera, la mopa es un extra que merece la pena tener en cuenta. Si bien es cierto que a veces causa confusión la forma en que se usa. Estas son las formas más comunes en que suelen usarla los fabricantes en los robots aspirador:

Tipos de mopa y friegasuelos - Robot aspirador
  • Mopa en seco: Lo más habitual es que se sujete en la parte posterior del robot, bajo el depósito con unas gomas o velcros. Al no tener que estar en contacto con agua, se añade sin problemas y no ocupa. Su función es abrillantar el suelo tras aspirar aunque hay robots que son solo mopa (básicos y poco efectivos) y esta ocupa toda su superficie.
  • Mopa húmeda: Es lo que muchos llaman «fregar», pero en realidad es que la mopa se encuentra en contacto con el agua humedeciéndola. Algunos incluyen un movimiento de vaivén que ayuda a frotar por lo que son más dignos de esa denominación. Normalmente, el depósito del agua sustituye al de aspiración por lo que no se hace a la vez. Sin embargo, los robots más avanzados logran aspirar y fregar al mismo tiempo, a costa de un aumento de precio. Otra forma de hacer esto es pulverizar la superficie a limpiar (con riesgo de mojar muebles si no se hace bien) y secar con la mopa después. Lo que está claro, es que si quieres un robot aspirador que friega, es importante que se adapte a tu casa para evitar disgustos.
Detección de alfombras en un robot aspirador

Los robots más avanzados incluyen reconocimiento de alfombras y obstáculos evitando pasar por ellos cuando se esté fregando. En otros, tendrás que fijar barreras virtuales o físicas manualmente.

Cuando hablamos de detección de obstáculos nos referimos a que no arrastrará tus zapatillas por toda la casa sino que las esquivará. Sin esta función, la única forma de que el robot parase es si se activan los sensores mecánicos y mucho tiene que pesar una zapatilla para que ocurra como pasaría con un mueble. Hablamos más adelante de esta función, pero lo adelantamos para que no pienses que se te va a mojar la alfombra.

Sistema de navegación y sensores

Como adelantábamos, la forma en que el robot reconoce tu hogar y se mueve por él sera el principal factor para determinar el precio del mismo. Hacer un cepillo que limpie bien no es demasiado complicado, pero asegurarse de que el aspirador pasa por todos los rincones de la casa y que no daña muebles o alfombras, ya supone un mayor esfuerzo de desarrollo. Existen dos tipos principales de navegación:

Algoritmo de rebote

Son los más básicos y menos costosos. Su forma de cubrir todos los rincones de la casa es rebotar en base a un algoritmo que hace muy probable que esto ocurra aunque no lo garantiza como sí hacen los de mapeo. Si los observas mientras limpian verás un movimiento desordenado y no se preocuparán de dejar todos los pelos de tu alfombra en la misma dirección.

Trayectoria de un robot aspirador aleatorio

En nuestra opinión, el principal problema que suelen tener, es encontrar la base de recarga pues no saben exactamente dónde está. Para encontrarla tiene que coincidir que pasan junto a ella para que los sensores de proximidad la detecten. Esto causa que a veces se queden tirados sin batería por no encontrar la base a tiempo.

Utilizan sensores mecánicos, de infrarrojos y ultrasonidos para saber cuándo se aproximan a un obstáculo. De esta forma reducen la velocidad para evitar golpear el objeto bruscamente. Cuando los ultrasonidos o infrarrojos dan señal, se reduce la velocidad y se pasa el testigo a los sensores mecánicos (en forma de pulsadores alrededor del robot) que cuando se activan confirman que se ha hecho contacto y que el robot tiene que cambiar de sentido.

Mapeo láser y con cámaras

Se trata de robots aspirador avanzados que son plenamente conscientes de en qué lugar de la casa se encuentran y cuánto les falta para terminar. Tras un mapeado inicial, lo habitual es que te muestren un plano de tu casa en una app móvil que te permitirá fijar barreras virtuales o limpiar por zonas. Las últimas generaciones de robots además reconocen varias plantas pensando en casas además de pisos.

Trayectoria de un robot aspirador con mapeo

El mapeado se hace por medio de sensores láser (la mayor precisión) y/o cámaras que suelen ir montadas en una especie de cabezal que sobresale del cuerpo del aspirador. Esto permite que reconozca muebles y tenga visión de los obstáculos inmediatos sin estorbarse a sí mismo. También incluyen sensores de infrarrojos y mecánicos como los anteriores, pero en este caso son solo complementarios y no recae sobre ellos la navegación principal.

Estos robots saben perfectamente dónde está su base y cuánto tardarán en llegar hasta ella por lo que no se quedarán por el camino. Además, si la batería no fuera suficiente para completar la limpieza, muchos modelos pueden seguir desde donde lo dejaron tras recargar.

Sensores de suciedad y alfombras

No hay que confundirlos con los que utilizan para navegar, estos solo se encuentran en los robots más avanzados y sirven para que la limpieza sea más eficiente. En los lugares en que se detecte más suciedad, el robot hará un mayor esfuerzo de limpieza llegando a pasar más veces o ajustando la potencia.

Las alfombras requieren también un cuidado especial. En los robots más completos, los mismos sensores de suciedad u otros dedicados serán capaces de reconocer cuándo se pasa sobre una alfombra. Esto permite aumentar la presión de succión, elevar el robot del suelo algo más o evitar la alfombra cuando se friega para no mojarla.

Capacidad de succión

Indica cómo de fuerte succiona y se mide en Pascales (Pa) al ser una medida de presión. A priori se podría pensar que cuanto más succiones mejor, pero no necesariamente va relacionado con la eficiencia. Si tu aspirador tiene cepillo central, seguramente limpie mejor que otro que solo succione aun teniendo menos capacidad de succión. Además, esto va acompañado de más ruido y no se le suele prestar atención hasta que lo pones en marcha.

Autonomía y tiempo de carga

Cuanto más tiempo pueda estar tu aspirador en funcionamiento, más superficie limpiará, pero no es así si comparas uno que funcione por rebote con uno que cuente con mapas. El primero tarda notablemente más en cubrir la misma superficie al ser menos eficiente en su navegación. La media de autonomía de un robot aspirador suele encontrarse en dos horas, pero si tu casa es especialmente grande, la mayoría de robots con mapeo son capaces de volver a recargar y continuar desde donde lo dejaron.

Altura

Pues sí, un apartado dedicado a la altura de tu robot. Por supuesto, las otras dimensiones son también importantes pues afectan a su tamaño, pero la altura lo es especialmente. Si tu robot aspirador no cabe de alto bajo tus muebles, quedarán sin limpiar siendo el lugar donde más pelusas se acumulan. Si es muy voluminoso, la navegación del robot se ocupará de rodear las patas si no pasa directamente, pero si el problema es de altura, no hay nada que hacer.

Capacidad del depósito y filtros

Aunque lo recomendable es vaciar el depósito tras cada limpieza, todos sabemos que eso no pasará hasta que esté lleno. Por ello, cuanto mayor sea la capacidad del depósito, mejor. También hay que fijarse en que algunos robots no pueden fregar y aspirar al mismo tiempo por lo que el depósito de agua reemplaza al de suciedad. En el caso de los robots más avanzados, lo habitual es encontrar dos depósitos independientes.

Tampoco hay que pasar por alto que el robot cuente con un filtro HEPA pues evita que las partículas más pequeñas de la suciedad que aspira pasen al aire y además recicla el existente. Esto convierte a tu robot aspirador en un purificador de aire aumentando su calidad.

Programación: Mando, asistentes virtuales e IFTTT

Para que el robot trabaje, hay que decirle como mínimo cuándo debe hacerlo. Los controles sobre la superficie del robot han ido dejando paso a mandos a distancia en los robots más básicos, pero cada vez se tiende más a utilizar una app móvil.

Por supuesto, y como no podía ser menos en una web como la nuestra, asistentes como Alexa, Google Assistant y soluciones de automatización al estilo IFTTT también van llegando a los robots aspirador, a los más avanzados por el momento. Decir «Alexa, limpia el salón» es el sueño de cualquier amante de la domótica y de la limpieza.