Los mejores Mini Proyectores

Desde que Edison creara el primer proyector y los hermanos Lumière la primera pantalla de cine a finales del XIX, se han dado grande progresos en el séptimo arte hasta el punto de contar con proyectores tan pequeños que caben en tu bolsillo. Normalmente los mini proyectores se utilizan junto a un smartphone por lo que la conectividad es importante.

Por cierto, cuidado con el marketing de los fabricantes ya que a menudo ponen la resolución que soporta en el título para atraer potenciales clientes, pero esta no es la nativa. Por mucho que soporte una resolución mayor, la calidad la determina la nativa, que es con la que se proyecta.

Hemos comparado los cinco mejores proyectores mini según los criterios que te explicamos al final para aquellos que quieren desplegar una pantalla en cualquier sitio sin el incoveniente de espacio y movilidad que supone un proyector convencional.

Comparativa: mejores mini proyectores

Encontrar un mini proyector es bastante sencillo teniendo en cuenta la amplia variedad de alternativas que tenemos a nuestra disposición, sin embargo, elegir entre los mejores del momento ya es otro tema. Con intención de facilitar tu búsqueda, hemos dispuesto una tabla con nuestras 5 mejores alternativas, organizadas desde la más sencilla hasta nuestra preferida. Desde aquí podrás revisar cada una de sus características, así como también las ventajas y desventajas presentes en cada dispositivo.

Nuestra recomendaciónMejor valorado con Buen precioTodo en unoMejor sin conexión a InternetEl más económico
Potencia luminosa100 Lúmenes ANSI6000 Lúmenes500 Lúmenes ANSI5000 Lúmenes6500 lúmenes
Resolución nativa854 x 480p1280 x 720p1920 x 1080p1280 x 720p1280 x 720p
Tamaño de pantalla40 – 200 pulgadas45 – 200 pulgadas40 – 200 pulgadas50 – 200 pulgadas32 – 240 pulgadas
Tecnología de proyecciónDLPLCDLCDLCDLCD
Fuente de LuzLEDLEDLEDLEDLED
Vida útil30.000 horas50.000 horas30.000 horas50.000 horas50.000 horas
Contraste2.000:16.000:13.000:13.000:14.000:1
Distancia mínima1 – 5 metros1.5 – 6 metros1 – 9 metros1.5 – 6 metros1 – 5 metros
ConexionesHDMI, USB, Audio, Bluetooth, SDHDMI, USB, Audio, VGA, AVHDMI, USB, Bluetooth, AudioVGA, AV, HDMI,USB, SD, AudioVGA, AV, HDMI, USB, SD, Audio
Altavoces✔️✔️✔️✔️
WiFi✔️✔️✔️
Dimensiones15 x 8 x 2 cm18 x 14 x 6.5 cm11.5 × 15 × 15 cm18.4 x 14 x 7,5 cm19.8 x 15.3 x 7.5 cm
Peso230 gr1 Kg1.3 Kg1 Kg1.5 Kg

5. DRQQ HI–04 – El más grande y económico

Comenzamos el listado con nuestra recomendación grande entre los proyectores pequeños, que a la vez también llega como la opción más económica. Se trata de un mini proyector con acabado moderno, que promete y cumple en muchos apartados. Es lo suficiente compacto y liviano para trasladarlo a todas partes sin problema. Además, incorpora su propio sistema de refrigeración interno para controlar la temperatura durante un uso prolongado y a pesar de ser un poco ruidoso, sus altavoces de 3 W lo disimulan muy bien.

Resulta muy sencillo de configurar mediante un control a distancia, aun si no tienes experiencia usando este tipo de proyectores. Soporta una resolución nativa de 720p, aunque es capaz de conseguir una resolución máxima de hasta 1080p. Suficiente para disfrutar tus películas y juegos favoritos, gracias a sus conexiones que incluyen puertos de salida de video AV, HDMI y VGA, además de su ranura SD, entrada USB y un jack de audio de 3.5 mm para conectar audífonos o altavoces externos.

En general, este es un proyector que te permitirá visualizar de tu contenido multimedia preferido desde la comodidad de tu hogar, con un precio que es muy difícil de superar. Sin embargo, si buscas algo aún más potente, pequeño y profesional, échale un vistazo a las siguientes alternativas.

Ventajas

  • Es una alternativa económica y muy completa.
  • Fácil de transportar, instalar y configurar.
  • Su fuente de luz LED permite un encendido casi instantáneo.
  • Presenta alta fidelidad en los colores y buen contraste.
  • Viene con una pantalla blanca de 100 pulgadas.
  • Dispone de un jack de audio para audífonos y altavoces.

Desventajas

  • No aprovecha conexión Wifi ni Bluetooth
  • Su ventilador es ligeramente ruidoso.

4. Vamvo L4500 – Diseño reducido sin conexión WiFi

Vamvo es una de las marcas más populares cuando se trata de proyectores compactos a buen precio. El modelo L4500 es una alternativa pequeña con buena conectividad, y aunque no admite Wifi o Bluetooth, tiene compatibilidad con conexiones VGA, AV, HDMI para consolas populares, así como también 2 puertos USB, minijack de audio y ranura para lector de tarjeta SD. También aprovecha una calidad de video HD y mejora en un 60% la capacidad de iluminación con respecto al modelo anterior de Vamvo, pudiendo proyectar tanto en casa como en exteriores sin mayor problema.

Esta iluminación LED con un brillo de 5000 lúmenes, soporta una capacidad de 50.000 horas de vida útil, y no debes preocuparte por hacer un mantenimiento complejo gracias a su panel LCD, de alta duración y calidad. Además dispone de buen contraste, que permite nitidez y colores realistas en todo momento. De este modo podrás agrandar la imagen hasta conseguir una resolución máxima de 1080p, sin perder casi calidad.

Este es un proyector pequeño bastante económico, con un maletín de transporte para que puedas llevarlo a cualquier parte. Ocupa muy poco espacio y pesa apenas 1 Kg, así que no será nada incómodo en ningún momento. De todos modos no es el más discreto, no tiene conexiones inalámbricas y sus prestaciones pueden ser algo reducidas en ciertos entornos. Si quieres algo de mayor capacidad y menor tamaño, con un presupuesto menos ajustado, seguramente algunas de las siguientes opciones resultarán todavía más atractivas.

Ventajas

  • Aprovecha múltiple conexiones, incluyendo HDMI.
  • Consigue una alta luminosidad y contraste.
  • Su fuente de luz LED consigue una larga vida útil.
  • Brinda una resolución nativa HD.
  • Viene con su propio maletín de transporte.

Desventajas

  • No tiene capacidad para conexión Wifi ni Bluetooth.
  • Los altavoces integrados no son muy potentes.

3. Mi Home Projector Lite – Proyector pequeño y muy completo

Esta alternativa de la mano de Xiaomi, llega con diseño compacto que recuerda al de un altavoz. Cuenta con una lámpara LED capaz de alcanzar un brillo de 500 lúmenes ANSI, ofreciendo además una resolución nativa de hasta 1080p, la más alta en este listado. Consigue un tiempo de vida útil estimado de 30.000 horas y su mantenimiento es mínimo. También carga con un par de altavoces con soporte para Dolby Atmos y DTS.

Tiene soporte para HDR10 que asegura una gran calidad de imagen y alta nitidez, sin embargo su sistema de proyección no es de tiro corto por lo que debes ubicar el dispositivo a una distancia considerable según el tamaño de pantalla que quieres alcanzar. Aunque puede mostrar imágenes de entre 40 y 200 pulgadas, lo cierto es que consigue la mejor resolución al colocarlo a 2 metros para una pantalla de 80 pulgadas, a dos metros y medio para 100 pulgadas y a 3 metros para lograr una imagen de 120 pulgadas.

En el apartado de las conexiones, encontramos un puerto USB 3.0, uno HDMI y un minijack de audio, para conectar altavoces o audífonos. Pero además trae conexión Wifi de doble banda (2.4 / 5 GHz) y usa el sistema Android TV actualizado con la última versión estable disponible. Podrás usar este pequeño proyector para acceder a la PlayStore, junto a otros complementos de la red como el asistente de Google.

Ventajas

  • La resolución nativa es de 1080p.
  • Muy económico para todo lo que ofrece.
  • Integra conectividad Wifi y Bluetooth.
  • Tiene el sistema Android TV actualizado.
  • Sus dos altavoces soportan Dolby Atmos.

Desventajas

  • La distancia de proyección es algo elevada.
  • Aunque es compatible con 4K, solo adapta imágenes a Full HD.
  • No admite conexión VGA ni lector de tarjeta SD.

2. Yaber Y61 – Excelente relación tamaño, calidad y precio

El proyector Yaber Y61 es la opción perfecta para usuarios que buscan un proyector pequeño de uso cotidiano con las mejores prestaciones a un precio accesible, siendo muy fácil de transportar, instalar y configurar, además facilita el envío de pantalla inalámbrico. A pesar de no ser compatible con servicios como Netflix, Amazon Prime o HBO Max, podrás proyectar la pantalla de tu móvil mediante Wifi o a través de un puerto USB. También tienes la opción de utilizar Chromecast con la conexión HDMI e incluso transmitir la pantalla de tu PC con puerto VGA.

Uno de sus puntos fuertes está en su resolución nativa de 720p, bastante alta dentro de su rango de precios. Además dispone de una magnífica relación de contraste de 4.000:1 y una potente lámpara LED que alcanza un brillo de hasta 6.000 lúmenes. Todos estos aspectos se complementan para conseguir imágenes de alta calidad, nitidez, con colores vibrantes y un contraste genuino. Es capaz de proyectar imagen en un tamaño de hasta 200 pulgadas, pudiendo corregir la distorsión y ajustar el tamaño sin mover el proyector.

Aun con su diseño pequeño y ligero, cuenta con un sistema de sonido SRS que aprovecha 2 altavoces surround de 5 W con compatibilidad Dolby. Eso favorece el sonido especialmente para disfrutar del cine en casa, sin necesidad de conectar altavoces externos. Aunque también trae un minijack de audio que facilita la conexión de diferentes dispositivos que pueden mejorar mucho más tu experiencia.

Ventajas

  • Función para transmitir pantalla del móvil.
  • Resolución nativa de 720p.
  • Su alto contraste asegura mayor nitidez y colores realistas.
  • Incorpora altavoces estéreos duales de alta fidelidad.
  • Presenta excelentes prestaciones a un precio reducido.
  • Su sistema de refrigeración con 3 ventiladores, es muy silencioso.

Desventajas

  • Incompatible con servicios de Streaming por derechos de autor.
  • Solo funciona en condiciones de poca luz natural.
  • Falta el lector de tarjeta SD.
  • No es el más pequeño de la lista.

1. Mini Proyector Portátil Otha – Nuestro preferido

Llegamos a nuestra recomendación preferida, con un proyector inteligente de pocas dimensiones y ultraligero. Se caracteriza por ser portátil, con una batería recargable de 4.200 mAh que ofrece una autonomía de 2 horas, además de usar conectividad mediante Wifi y Bluetooth para transmitir el contenido multimedia que quieras. Trabaja con el sistema Android 7.1, por lo que podrás navegar en internet además de usar apps necesarias para ver series y películas en streaming. También dispone de puertos USB, HDMI y una ranura para tarjeta SD.

Su brillo no es el más potente, logrando apenas unos 100 lúmenes ANSI. Sin embargo, sigue siendo una excelente alternativa para usar en casa y en la oficina, teniendo una luz de ambiente más tenue. Es capaz de proyectar imágenes con una resolución nativa de 480p, alcanzando resolución máxima de 1080p en la que también conserva un buen nivel de detalle. De todos modos, no es el proyector ideal si quieres visualizar contenido en una gran pantalla, pero sí es perfecto para llevarlo de un lado a otro con un trípode que además te permitirá ajustarlo fácilmente.

Ventajas

  • Trabaja con batería recargable, lo que ofrece portabilidad.
  • Dispone de conexión Bluetooth y Wifi.
  • Usa el sistema operativo Android 7.1.
  • Es un proyector inteligente muy ligero y compacto
  • Lo controlas con un panel táctil o mediante su mando a distancia.
  • Tiene su propio mini trípode, que facilita su ajuste.

Desventajas

  • Resolución nativa de apenas 480p, capaz de alcanzar 1080p
  • Su brillo es bastante reducido.
  • No incorpora altavoces, pero permite conectar unos externos de forma inalámbrica.

Criterios para comprar un proyector para móviles

Si quieres asegurar una buena inversión con algunos de los mini proyectores del mercado, debes fundamentar tu elección teniendo como base a ciertos criterios de compra. Esto es importante para determinar cuál dispositivo se adapta mejor a tus necesidades, en lugar de dejar todo al azar. Las recomendaciones que te hemos mencionado cumplen con los criterios de selección más importantes, pero también será de utilidad en caso de que quieras evaluar algunas opciones fuera de las que aquí te recomendamos.

Resolución de imagen

La resolución junto al tamaño de la imagen, son aspectos cruciales al momento de elegir un mini proyector. Esta característica nos indica el número de píxeles que se van a mostrar por alto y ancho, determinando el tamaño máximo en que se puede reflejar la imagen sin que esté pixelada. Por lo general, podemos encontrar una resolución máxima a la que es capaz de llegar el mini proyector, pero en la práctica nos interesa revisar la que sería su resolución nativa. Esta última es básicamente la resolución óptima en donde encontraremos los mejores resultados.

Se trata de uno de los valores que afecta en mayor medida el costo final del dispositivo, pero si quieres convertir la sala en un cine o buscas la mejor calidad posible, lo ideal es apostar por una alta resolución nativa. En la práctica podemos usar un proyector para múltiples tareas y como se trata de una inversión a largo plazo, nuestro consejo es que deberías buscar como punto de partida un proyector HD de 1280×720 píxeles o usar uno gama alta 4K de 380×2160 píxeles si tu presupuesto lo permite. Todo lo que esté en ese rango, vale la pena.

Luminosidad

El brillo o la potencia lumínica, es otro valor que se relaciona estrechamente con las demás características y tiene que ver con la calidad de imagen reflejada. La medida estandarizada que se usa actualmente para comparar el brillo es la de los lúmenes ANSI. Hay marcas que intentan inflar sus prestaciones, señalando los picos que pueden adoptar valores diferentes en función de lo que quieren mostrar. Sin embargo, seguir la medida de lúmenes ANSI, permite tener una comparación más justa con respecto a la capacidad del mini proyector.

Para determinar el brillo más adecuado según el uso que quieres darle, es necesario evaluar la luz ambiente que hay en el sitio donde quieres proyectar la imagen. Si la habitación es más oscura, más fácil será transmitir con menos lúmenes ANSI. Aunque la distancia entre el proyector y la pared, así como la resolución y el tamaño de imagen también provocan una pérdida de luminosidad

Por regla general podemos conseguir mini proyectores domésticos con 2.000 lúmenes ANSI que nos funcionan bastante bien. Ya para un uso más profesional, nos vienen bien unos 3.000 lúmenes y para uso en exteriores, no debería bajar de 4.000 lúmenes. En ocasiones, las lámparas LED se pueden quedar cortas, pero siguen siendo una alternativa fácil de mantener y muy eficiente al complementar el brillo entre las otras características.

Contraste

Este parámetro complementa al del brillo, indicándonos la relación que encontramos entre el negro más oscuro y el blanco más brillante. Por lo general se encuentra representado de la forma 1.000:1 lo que se interpreta como que el punto claro es al menos 1.000 veces más brillante que el punto oscuro. En caso de que la iluminación del proyector sea muy elevada frente a un bajo contraste, entonces la calidad de la imagen se verá afectada y bastante disminuida debido a que la luz tiene impacto sobre la intensidad del negro.

Mientras mayor sea el valor del contraste en un proyector, mejor será la pureza entre los tonos blancos y negros, proporcionando nitidez con colores llamativos. Sin embargo, debemos tener presente que existen al menos dos tipos de contrastes hoy en día. Por un lado está el dinámico, que depende de un iris motorizado que recuerda mucho al iris del ojo y se modula en función de la entrada de luz. Eso provoca que la relación entre los tonos brillantes y oscuros se calculen en momentos diferentes, ofreciendo valores bastante elevados de entre 25.000: y 150.000:1.

Por otra parte podemos encontrar el contraste nativo. Se trata de un valor estático que refleja la relación óptima entre el negro y el blanco máximo. Básicamente el contraste nativo es el que debemos tener presente al elegir entre los mini proyectores, y debe oscilar entre un valor mínimo de 2.000:1 para usarlo dentro de casa. Si quieres proyectar una imagen en ambientes con mucha luz natural, es necesario optar por uno que supere la resolución nativa de 4.000:1.

Tecnología de proyección

Actualmente los mini proyectores disponen de 3 tipos de tecnología para poder generar y proyectar las imágenes, que si bien no son del todo determinantes al momento de hacer tu elección, sí que resulta interesante conocer sus diferencias. Cada una depende de una fuente de luz, pero general el modo en que funciona es bastante característico. Estas tecnologías de proyección se pueden dividir en:

  • DLP (Digital Light Processing): Esta tecnología aprovecha una rueda de color y un chip DMD de espejos patentado por Texas Instruments, que se encarga de reflejar la luz. Aunque es una alternativa que logra mayor nivel de contraste, nitidez y conserva el brillo, también produce cierta aberración cromática en la imagen, disminuyendo la precisión del color.
  • LCD (Liquid Crystal Display): Funciona de un modo bastante parecido al de los televisores y móviles actuales, en el que la luz atraviesa un panel de cristal líquido. Es la más común y por lo general ofrece colores más realistas con un buen brillo, sin embargo no logran un contraste tan pronunciado.
  • LCoS (Liquid Crystal on Silicon): Se trata de una tecnología de proyección mucho más compleja, que presenta sus respectivas variantes conocidas como D-ILA y SXRD. Combina las ventajas de las tecnologías anteriores, con paneles LCD para filtrar la luz que luego es reflejada en un dispositivo de silicio, tal como los proyectores DLP. A pesar de ser de las mejores alternativas, también es la más costosa.

La imagen que se quiere proyectar, es reflejada mediante diferentes fuentes de luz. La más tradicional que sigue presente hoy en día es la lámpara de gas a alta presión, que vemos sobre todo en los modelos más económicos. Sin embargo, para mini proyectores es muy común encontrar fuentes de luz LED con un una duración de más de 5.000 horas y son bastante asequibles. También encontramos la fuente de luz láser, con una duración de más de 25.000 horas, pero vienen a ser la opción más cara y menos rentable para la mayoría de los usuarios.

Distancia de pantalla

La distancia a la que se debe colocar el proyector frente a la superficie en la que se pretende proyectar la imagen se conoce como distancia de tiro, y se mide en función del ancho de imagen. Si por ejemplo tenemos un valor 2:1, quiere decir que necesitamos colocar el proyector a una distancia de 2 metros para conseguir una pantalla con un metro de ancho. Muchas veces es conveniente que la distancia de tiro sea corta, sobre todo cuando utilizamos el proyector en casa, para estabilizar la imagen con facilidad sin ocupar demasiado espacio.

Aunque es un valor útil para obtener buenos resultados, tampoco debes preocuparte en exceso. Muchos fabricantes proporcionan calculadoras de tamaño y distancia, que permiten determinar en qué punto se consigue la calidad de imagen óptima. También está la posibilidad de aprovechar la función del Zoom para estabilizar adecuadamente la imagen, aunque siempre puedes hacer varias pruebas en el sitio donde vas a ubicar el mini proyector, hasta conseguir el tamaño ideal.

Conectividad

A la hora de elegir un proyector pequeño, es importante conocer de antemano las conexiones que el dispositivo es capaz de admitir. Este aspecto es indispensable para conservar su portabilidad y facilitar su uso. Hoy en día es bastante común encontrar conexiones HDMI y puertos USB, este último es muy útil en caso de que quieras reproducir una película directamente desde un pendrive o incluso a través del móvil.

Algunos modelos incluso conservan conexiones VGA para adaptar ordenadores antiguos. Sin embargo, otros también admiten Bluetooth para poder conectar distintos sistemas de audio como altavoces o auriculares, además de que cuentan con wifi para permitir un uso inalámbrico. Las posibilidades son bastante diversas, nuestro consejo es apostar por aquellos que se adapten mejor al tipo de dispositivo que deseas conectar.

Diseño y peso

Un mini proyector se caracteriza principalmente por contar con un diseño moderno, bastante reducido, fácil de manejar y transportar de un lugar a otro. Podrás llevarlo sin ningún problema, incluso para dejarlo listo en entornos profesionales. Su poco peso también le permite proporcionar un uso más dinámico, es fácil de ubicar en cualquier espacio para diversas tareas. Ten en cuenta que sus prestaciones suelen ser las más reducidas, pero vienen con un precio accesible y que no te va a decepcionar.

Utilizamos cookies analíticas que requieren consentimiento. Si continúas navegando, aceptas estar de acuerdo.