Mejores Proyectores Portátiles (con Batería)

Mejores proyectores portátiles

Si quieres llevar un pequeño cine a cada lugar al que vayas, entonces estás buscando un proyector portátil con batería, al que no tengas que buscarle un enchufe. Se trata de un dispositivo versátil que además de proyectar series y películas sirve como soporte para realizar presentaciones, jugar en tus consolas favoritas o incluso duplicar la pantalla del móvil por si quieres visualizarla en gran tamaño.

La idea es que puedas sacarle provecho en casa o al aire libre en cualquier momento gracias a su autonomía y libertad para proyectar todo tipo de contenido digital en cualquier parte. Se pueden llevar de viaje por su diseño compacto y sencilla puesta en marcha. Algunos incluso sirven de altavoz Bluetooth, para llevar menos aparatos. No te dejes engañar por su tamaño, los hay con muy buena calidad de imagen. ¡Veámoslos!

Comparativa:

Lo más sencillo es aprovechar una tabla, donde reflejamos las diferencias más notables para que la elección del proyector sea un poco más simple. Aquí puedes revisar cada una de sus características, con las ventajas y desventajas que mejor destacan al momento de utilizar cada uno de estos proyectores con batería. Esto es conveniente en caso de que quieras agilizar tu búsqueda, pero de todos modos al final te explicamos a fondo los criterios de compra que tuvimos presentes, para que también puedas optar por algún modelo fuera de esta lista.

Nuestra opción preferidaEl más completo para uso exigenteMuy pequeño y fácil de conectarCompatible con 3DCasi de bolsillo
Potencia luminosa600 lúmenes ANSI800 lúmenes ANSI100 Lúmenes ANSI50 lúmenes ANSI100 lúmenes ANSI
Resolución nativa1920 x 1080p1920 x 1080p854 x 480854 x 480854 x 480
Tamaño de pantalla10 – 100 pulgadas30 – 300 pulgadas40 – 200 pulgadas20 – 120 pulgadas20 – 100 pulgadas
Contraste100.000:120.000:12000:12000:11500:1
Duración de batería3 horas3 horas 2 horas3 horas4 horas
Tecnología de proyecciónDLPDLPDLPDLPDLP
LámparaLEDLEDLEDLEDLED
Distancia de pantalla1 – 2 metros1 – 6 metros1 – 5 metros1 – 3 metros
0,58 – 3,08 metros
Vida útil30.000 horas30.000 horas30.000 horas30.000 horas30.000 horas
ConexionesHDMI, USB, Audio, Bluetooth, WiFiHDMI, USB, Audio Bluetooth, WiFiHDMI, USB, Audio, Bluetooth, SD, WiFiHDMI, USB, Audio, WIFiHDMI, USB, microUSB
Dimensiones17 x 17 x 4,9 cm17 x 11 x 14,6 cm15 x 8 x 2 cm11 x 9,8 x 4 cm6,7 x 6,7 x 11,9 cm
Peso1 kg1,5 kg200 g380 g419,5 g

5. Anker Nebula Capsule – Prácticamente de bolsillo

El Anker Nebula Capsule prácticamente tiene tamaño de bolsillo, pero dispone de la capacidad suficiente al proyectar imágenes de alta calidad. No te dejes engañar por sus prestaciones porque a pesar de ofrecer una resolución de imagen nativa de 480p y tener que ser usado en condiciones de poca luz, es de lo más portátil y conectado que vas a encontrar. Trabaja con tecnología DLP, algo destacable teniendo en cuenta su diseño tan reducido. La lámpara es LED por lo que tiene una larga vida útil de 30.000 horas.

Además de conexiones mediante USB, microUSB y HDMI, también cuenta con Wifi y Bluetooth. Es una pena que no tenga un contraste mayor, pero con su tamaño tampoco le podemos pedir mucho más. Funciona muy bien para conectar consolas, ver películas o hacer presentaciones a través de su conexión HDMI o medios inalámbricos. Además, puedes utilizarlo como altavoz Bluetooth sin necesidad de usar el proyector.

Ventajas

  • Funciona como altavoz Bluetooth sin activar el proyector.
  • Es de los más pequeños y ligeros para llevar en el bolsillo.
  • Sistema de refrigeración muy silencioso.
  • No necesita de la corrección trapezoidal.
  • Admite varios TV Box para reproducir en streaming.

Desventajas

  • El contraste es algo bajo.

4. Artlii Mana – Mini proyector compatible con 3D

Si quieres una buena alternativa para clonar la pantalla del móvil de forma inalámbrica mediante Wifi, este es el proyector portátil a batería que necesitas. Cuenta con unas prestaciones de alta calidad y además es de los pocos en esta gama de precios que admite la reproducción de vídeo en 3D para una pantalla de hasta 120 pulgadas. Disponen de tecnología de proyección DLP reflectante con los últimos chips DMD, los cuales garantizan una excelente calidad de imagen sin distorsión y con nitidez más que decente.

Su resolución nativa es de 480p, aunque admite hasta 1080p y dispone de una potencia lumínica de 50 lúmenes ANSI, con capacidad suficiente para ver imágenes nítidas en entornos poco iluminados. Aunque su distancia de proyección estándar queda entre 1 y 3 metros, dispone de un ajuste automático de corrección trapezoidal de hasta 40° que ajusta la imagen proyectada y optimiza el ángulo de forma rápida y sencilla. No necesitas ser un profesional para manejar este proyector portátil a batería, por lo que puedes utilizarlo en cualquier lugar sin problemas.

A pesar de que dispone de sus altavoces integrados, estos tienen una calidad bastante deficiente y no son compatibles con Dolby Digital, por lo que al cambiar la configuración a Estéreo puede que no escuches nada. Pero puedes aprovechar su salida de audio para conectar tus propios audífonos o unos altavoces externos de mejor calidad. Lamentablemente no disponen de Bluetooth para facilitar esta conexión de forma inalámbrica.

Ventajas

  • Es compatible con 3D.
  • Diseño compacto de bolsillo.
  • Autonomía de 3 horas para uso continuo.
  • Tecnología Wifi para conectar el móvil de forma inalámbrica.
  • Corrección trapezoidal automática de hasta 40°.
  • Incluye un control remoto y trípode.

Desventajas

  • El sensor del mando está en la parte trasera.
  • No es compatible con Dolby Digital.
  • Su autonomía se reduce a la mitad con el brillo al máximo.
  • No dispone de conexión Bluetooth.

3. Mini Proyector Otha – Más pequeño y con mejor conectividad

Este es uno de los mejores mini proyectores portátiles del mercado, con más de 557 valoraciones positivas en Amazon que confirman su excelente relación de calidad y precio. Es perfecto para usuarios que buscan un proyector versátil de uso cotidiano, con pocas dimensiones y ultraligero para llevar a todas partes. Tiene una batería recargable de 4.200 mAh que ofrece autonomía de 2 horas y aprovecha conectividad inalámbrica con Wifi y Bluetooth para transmitir el contenido. También podrás conectar tus consolas preferidas y otros dispositivos mediante sus puertos USB y HDMI, pero al trabajar con Android 7.1, puedes navegar en internet y usar apps que te permitan reproducir contenido Streaming sin una TV Box.

Logra apenas unos 100 lúmenes ANSI, por lo que su potencia luminosa no es la más alta, sin embargo es capaz de proyectar imágenes sin problemas en entornos con poca luz de ambiente y dispone de un contraste de hasta 2000:1, lo que funciona bastante bien si quieres usarlo en casa o en una oficina. La resolución nativa es de 480p, pero puede alcanzar una resolución máxima de 1080p en la que conserva un gran nivel de detalle. Eso sí, vas a tener que usar altavoces externos para disfrutar la experiencia del cine, que puede ser a través del minijack de audio o de forma inalámbrica con el Bluetooth.

Ventajas

  • Dispone de una amplia conectividad para distintos dispositivos.
  • Diseño compacto y extremadamente ligero.
  • Su nivel de ruido es bastante bajo.
  • Trabaja con el sistema de Android 7.1.
  • Lo puedes controlar a través de un panel táctil o con mando a distancia.
  • Cuenta con su propio trípode para ajustarlo fácilmente.

Desventajas

  • No trae altavoces, pero puedes conectarlos de forma inalámbrica.
  • Su brillo es reducido.

2. XGIMI Halo – Con las prestaciones más completas

La marca XGIMI es reconocida por disponer de uno de los proyectores portátiles a batería más potentes que vas a conseguir, con buena calidad de imagen, gran autonomía y una potencia lumínica nada despreciable de 800 lúmenes ANSI. Aprovecha una resolución Full HD nativa, de 1080p y es capaz de proyectar en una pantalla de hasta 300 pulgadas, con corrección trapezoidal. Además soporta formato de video en 4K Ultra HD, por lo que asegura las imágenes más nítidas y brillante, con decodificador HDR para optimizar el índice de contraste dinámico hasta 20.000:1.

Este proyector trabaja con sistema de Android TV 9.0, desde el que puedes descargar miles de apps a través de la tienda Play Store o puedes incluso usar el asistente de Google para que su manejo sea mucho más intuitivo. De este modo no vas a necesitar dispositivos externos como una TV Box para reproducir contenido de Streaming, sin embargo algunas apps como Netflix son más complicadas de instalar. También dispone de puertos HDMI y USB, para conectar tus consolas favoritas, aunque de igual modo podrás hacer Screen mirroring para transferir la pantalla de tu móvil, tablet u ordenador a través de la conexión inalámbrica.

En cuanto al sonido, vemos dos altavoces Harman Kardon de 5 W que son compatibles con Dolby Digital y consiguen un sonido premium para una mejor experiencia de cine en cualquier lugar. Su versatilidad permite utilizar este proyector como función de parlantes, conectado a través de Bluetooth estable. La autonomía para videos con el brillo al máximo es de hasta 2 horas, mientras que es capaz de reproducir solo audio durante unas 8 horas con una carga completa. En general consume menos que un televisor LED y logra una vida útil de 30.000 horas.

Ventajas

  • Cuenta con resolución nativa de 1080p y soporte para 4K.
  • Trae Android TV 9.0, para descargar apps desde la Play Store.
  • Su potencia luminosa es de 800 lúmenes ANSI.
  • Es capaz de ofrecer una gran pantalla de hasta 300 pulgadas.
  • Incorpora 2 parlantes de 5 W que consiguen alta potencia sonora.
  • Autonomía suficiente para 2 horas de video con brillo al máximo y 8 horas de audio.

Desventajas

  • El más caro de la lista.
  • Aunque es portátil, puede resultar un poco pesado.
  • Tiene limitaciones para descargar y ejecutar algunas apps.

1. LG PF50KS – La mejor alternativa a buen precio

10% de Descuento por tiempo Limitado

Por último presentamos nuestra mejor alternativa con excelente relación en calidad y precio. Se trata de un pequeño proyector a batería pensado para llevarlo a todas partes con facilidad. Usa una lámpara LED que asegura por lo menos 30.000 horas de vida útil, con potencia lumínica de 600 lúmenes ANSI suficiente para funcionar incluso en ambientes con luz natural, manteniendo una buena nitidez con un contraste destacable de 100.000:1. Por otra parte, su resolución nativa de 1080p es capaz de proyectar imágenes de alta calidad sobre una pantalla que puede oscilar entre las 10 y 100 pulgadas. Ideal en caso de que necesites proyectar en habitaciones pequeñas.

En el apartado de la conectividad es bastante completa, con 2 puertos HDMI y 2 puertos USB, uno de los cuales es tipo C y funciona como puerto de salida para cargar el móvil o la tablet. También ubicamos una entrada LAN para conexión a internet, aunque dispone de conectividad Wifi Bluetooth, que permite compartir contenido de forma inalámbrica. Trabaja con el sistema WebOS 3.5 que vemos en los Smart TV de la marca, el cual permite acceso a internet para acceder a distintas aplicaciones multimedia con facilidad.

Otra de las ventajas de este proyector portátil a batería es su autonomía de hasta 2.5 horas en su máxima capacidad. Para prescindir de los cables, puedes ver videos, imágenes o incluso reproducir música directamente desde el móvil, o el ordenador mediante conexión inalámbrica. Además dispone de sus propios altavoces estéreos de 2 W que aseguran una buena experiencia auditiva, aunque puedes conectar tus audífonos o tus propios altavoces externos a través de Bluetooth para una experiencia más personalizada.

No es de los proyectores más caros a batería, pero sin dudas es de los más completos y mejor valorados, con más de mil valoraciones positivas de usuarios que destacan sus bondades. Tampoco es complicado de utilizar, ya que dispone de su propio ajuste trapezoidal automático capaz de graduarse para reducir la distorsión de imagen y lograr de este modo una visualización impecable en todo momento. No te va a decepcionar.

Ventajas

  • Dispone de una resolución nativa de 1080p.
  • Puede funcionar como Powerbank para otros dispositivos.
  • Potencia luminosa de 600 lúmenes ANSI.
  • Compatible con tecnología 3D.
  • Trabaja con el sistema Smart TV WebOS 3.5.
  • Incorpora un par de altavoces estéreos de 2 W, con Dolby Surround Audio.

Desventajas

  • Su tamaño de pantalla es pequeño para su rango de precios.

Guía de Compra: Criterios al elegir proyectores para Móviles

A la hora de decidir entre cualquier alternativa, es importante saber en qué fijarse. Mientras seleccionamos los proyectores con batería que hemos considerado entre los más adecuados para todo tipo de usuarios, tuvimos en cuenta una serie de criterios de compra. Queremos que tú también conozcas estas características para que tu compra sea más acertada, sobre todo por si decides optar por un modelo fuera de esta guía. Recuerda que entre tantas opciones es normal encontrar diferencias en cada proyector portátil, incluso si son tan parecidos entre sí.

Autonomía

Uno de las principales beneficios que encontramos en los proyectores portátiles es su autonomía. Al tener una batería interna no necesitan estar conectados en todo momento, lo que amplía en gran medida su funcionalidad. A pesar de que pocas veces vamos a utilizar un proyector en algún lugar que no disponga de enchufe, lo cierto es que queremos que la batería dure el mayor tiempo posible, sobre todo si debes moverte con algo de frecuencia entre distintas oficinas o si vas de viaje a realizar una presentación.

La mayoría de los proyectores a batería económicos aprovechan entre 1 y 2 horas de uso, incluso algunos modelos de alta gama sacrifican la capacidad de la batería para ofrecer una mejor calidad de imagen. Lo cierto es que en esta comparativa hemos recomendado dispositivos que pueden proyectar en alta calidad y disponen de una vida útil de hasta 4 horas, con un precio acorde a sus prestaciones. Al final todo depende del uso que quieres darle, por lo que si la autonomía no es un problema para ti puedes optar por mini proyectores que también son portátiles.

Resolución de imagen

La resolución es un valor que indica la capacidad del proyector para rellenar los píxeles por ancho y alto de la imagen proyectada, permitiendo definir su calidad. Por lo general, los vendedores nos indican apenas la resolución máxima de entrada para abultar la cifra y demostrar la máxima capacidad que tiene el dispositivo. Sin embargo, cuando contamos con una resolución baja y la imagen es muy grande, ocurre que esta se ve pixelada. Por eso al elegir alguno de los mejores proyectores portátiles, es necesario que verifiques la que se conoce como resolución nativa.

Esta resolución nativa es la que realmente nos interesa al momento de evaluar un proyector portátil, porque nos indica el valor real para el que se ha fabricado y en el que se consigue los mejores resultados. La recomendación general es adquirir un dispositivo capaz de alcanzar como mínimo una resolución HD o Full HD, ya que de esta manera podemos sacar mayor provecho a la imagen proyectada sin tener un presupuesto demasiado excesivo. El problema es que estos proyectores portátiles son compactos y pocas veces superan la resolución 480p, pero en esta comparativa hemos dispuesto algunas opciones con resolución nativa de hasta 1080p que no te van a decepcionar.

Flujo luminoso

Cuando hablamos de los aspectos destacables de un proyector es importante considerar la potencia lumínica que puede ser percibida por el ojo, la cual recibe el nombre de flujo luminoso y se conoce como lúmenes. Aunque las formas que tenemos para medir la luz son diversas, no debemos confundir este valor con otras magnitudes de la fotometría. Por lo general las marcas no utilizan la medida estandarizada y reflejan valores más elevados de la capacidad real, dificultando comparar entre varios modelos.

Para mantener a las distintas alternativas dentro de un rango en igualdad de condiciones, lo mejor es optar por los lúmenes ANSI. Este viene a ser lo más parecido a aquello que percibimos como el brillo de pantalla, y la capacidad adecuada para ti depende de las condiciones de luz ambiental donde pretendes utilizar el proyector. Mientras más reducida sea la iluminación, menos lúmenes necesitas al momento de proyectar una imagen.

Contraste

Se trata de un indicador que refleja la relación de luminancia entre el blanco más claro y el negro más oscuro, que se percibe como la nitidez. Por lo general se expresa de la manera 1.000:1 lo que nos dice que un punto blanco será hasta 1.000 veces más luminoso que el punto negro. Un contraste elevado es indicador de que puede ofrecer una mejor nitidez, sin embargo hay que recordar que también existen dos tipos de contraste.

Por un lado tenemos el contraste dinámico, que suele ser mostrado por las marcas debido a su elevado valor. Depende de un iris motorizado que viene incorporado en el proyector portátil, adecuado para abrirse en escenas luminosas y cerrarse en tomas oscuras. De ese modo se ajusta la luminancia hasta conseguir resultados más realistas, aunque alcanza valores de entre 25.000:1 y 150.000:1.

También tenemos el contraste estático, y a efectos prácticos es el que más nos interesa si queremos evaluar la capacidad real del proyector. Con este tipo de contraste nativo nos referimos a la relación entre blancos y negros en un momento cualquiera, sin necesidad de compararlo en distintos tiempos o a través de un iris motorizado. En general debe ser un valor fiable, y para un uso esporádico al aire libre es conveniente usar dispositivos que superen los 1.000:1, capaces de conseguir buenos resultados. Es importante equilibrar esa nitidez con el flujo luminoso si quieres lograr una proyección de mayor calidad.

Tecnología de proyección y Lámpara

Hoy en día es posible encontrar 3 tipos de tecnología para proyectar imágenes desde esta clase de dispositivos. Aunque para los proyectores a batería ha coincidido que todos son DLP, lo cierto es que cada opción dispone de sus propios puntos fuertes y débiles. Si bien, estas diferencias se han reducido con el paso de los años, su funcionamiento sigue siendo característico por lo que es posible dividir cada tecnología de la siguiente manera:

  • DLP (Digital Light Processing): Depende de diminutos espejos que reflejan la luz a través de una rueda giratoria con filtros de color secuenciales. Suelen ser fáciles de mantener a bajo coste y su diseño es el más reducido, además presentan una mayor nitidez.
  • LCD (Liquid Crystal Display): Utiliza láminas de cristal líquido que se combinan para crear los colores cuando la luz los atraviesan, de un modo similar al que vemos en los televisores y móviles actuales. Presentan mayor luminosidad y acabados más realistas, pero también son grandes.
  • LCoS (Liquid Crystal on Silicon): Esta tecnología es un poco más compleja, ya que funciona como un híbrido entre DLP y LCD y aprovecha los beneficios de ambos. Trabaja con chips de cristal líquido con reverso de espejos como el DLP, pero además la luz atraviesa un cristal líquido como los LCD. Suelen ser los mejores en cuanto a color, rendimiento, contraste y nitidez, aunque también tienen un precio mucho más elevado.

Para proyectar la imagen es necesario disponer de una lámpara como fuente de luz, la cual determina la vida útil del dispositivo al menos hasta el momento de cambiarla. La más barata y tradicional es la de gas a alta presión, que alcanza hasta 5.000 horas de vida útil y ya no vemos con tanta frecuencia. Por otra parte tenemos la de láser, una fuente de gran potencia y también muy costosa que aprovechan los equipos de alta gama. Sin embargo la mayoría de los proyectores actuales emplean la iluminación LED, que viene a ser más eficiente, segura, de menor consumo, con una vida útil que oscila entre 20.000 y 100.000 horas, además se ha vuelto tan extendida que resulta muy económica.

Distancia de pantalla

El tamaño de la imagen se determina según el «Throw Ratio» o el radio de tiro, y está relacionado con la distancia mínima a la que se debe ubicar el proyector portátil frente a la superficie blanca mate que evite los reflejos, bien sea una pared o una pantalla de proyección. Esta distancia se muestra de la forma X:1, donde la X indica los metros que se debe alejar el proyector de la pared para lograr una imagen con un metro de ancho. Si la superficie no es del todo blanca, puedes calibrar el color para contrarrestar el tono del fondo y conseguir así buenos resultados.

Lo mejor es optar por modelos con una distancia de tiro corto para no ocupar demasiado espacio, sin embargo esto lo logran mayormente los proyectores de láser que requieren de lentes voluminosos. Pocas veces vamos a encontrar esta fuente de proyección en modelos portátiles, por lo que podemos jugar un poco con las configuraciones del Zoom para estabilizar la imagen sin necesidad de mover demasiado el aparato. Algunos fabricantes incluso ofrecen calculadoras de tamaño y distancia para determinar el punto en que se consigue una calidad de imagen óptima.

Conectividad

Las opciones de conexión que es capaz de admitir el proyector, pueden facilitar notablemente su uso además de asegurar una mayor portabilidad en todo momento. Lo habitual hoy en día en los proyectores portátiles a batería, es conseguir al menos una entrada HDMI para conectar consolas de última generación o dispositivos actuales, que se ha vuelto estándar al alcanzar mayor ancho de banda que las RCA. También es común ver al menos un puerto USB que permite conectar el móvil o leer pendrives directamente desde el proyector.

Otras conexiones habituales son la salida de audio, la cual puede ser alámbrica o mediante Bluetooth, y también la conexión Wifi que algunos fabricantes aprovechan para duplicar la pantalla del móvil o la tablet mediante la función Screen Mirroring. La conexión menos habitual en estos dispositivos es la de VGA, que se usa principalmente en ordenadores clásicos y aunque no la vemos en ninguna de las alternativas que aquí ofrecemos, ciertos modelos la mantienen más por retrocompatibilidad que por su utilidad.

Diseño y peso

Los proyectores portátiles a batería necesitan contar con un diseño compacto, lo suficiente ligero para poder llevarlo a todas partes sin problema. Es precisamente ese diseño tan cómodo lo que hace de este un dispositivo versátil, capaz de utilizarlo en distintos ambientes al cargar una batería que le asegura autonomía. Si bien sus prestaciones son un poco más reducidas que otras alternativas, sobre todo si lo comparamos con los proyectores 4K, siguen siendo capaces de ofrecer muy buenos resultados. Pero es como todo, dependerá del uso que pretendes darle.

Con estos aspectos hemos cubierto lo necesario para elegir el mejor proyector portátil a batería del momento, que puedes usar tanto para hacer presentaciones profesionales, como para pasar el rato de ocio. Su portabilidad sin duda es uno de los principales motivos por los que este tipo de proyectores vale la pena, pero cada característica destaca también por su propia cuenta. Para ahorrar tiempo puedes elegir cualquiera de nuestras opciones que han sido cuidadosamente evaluadas. Y si tienes otra opción en mente, recuerda seguir nuestra guía de compra. ¡Mucha suerte!

Utilizamos cookies analíticas que requieren consentimiento. Si continúas navegando, aceptas estar de acuerdo.